Infracciones graves en materia de tráfico y seguridad vial

Autor:Alberto Palomar (Magistrado de lo contencioso- administrativo) y Javier Fuertes (Juez sustituto)
 
EXTRACTO GRATUITO

Las infracciones graves son las acciones y omisiones contrarias a lo establecido en la regulación legal en materia de Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial que se califican como tales y a las que, como norma general, se asocia una sanción de multa de 200 € (Cfr. arts. 76 y 80 del Real Decreto Legislativo 6/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial (TRLTSV) )

Contenido
  • 1 Delimitación de las infracciones graves en materia de tráfico y seguridad vial
    • 1.1 Normas generales de las infracciones graves en materia de tráfico y seguridad vial
    • 1.2 Circulación y uso de la vía: infracciones en materia de tráfico y seguridad vial
    • 1.3 Velocidad, sus límites y distancias de seguridad en materia de tráfico y seguridad vial
    • 1.4 Prioridad de paso: incumplimiento en materia de tráfico y seguridad vial
    • 1.5 Incorporación a la circulación
    • 1.6 Cambios de dirección, sentido y marcha atrás en materia de tráfico y seguridad vial
    • 1.7 Adelantamiento y sus límites en materia de tráfico y seguridad vial
    • 1.8 Parada y estacionamiento no permitidos en materia de tráfico y seguridad vial
    • 1.9 Uso del alumbrado reglamentario en materia de tráfico y seguridad vial
    • 1.10 Señalización por los agentes que regulan la circulación en materia de tráfioc y seguridad vial
    • 1.11 Autorizaciones para conducir un vehículo en materia de tráfico y seguridad vial
    • 1.12 Otras infracciones graves en materia de tráfico y seguridad vial
  • 2 Consecuencias de la calificación de una conducta como infracción grave
  • 3 Ver también
  • 4 Recursos adicionales
    • 4.1 En Formularios
    • 4.2 En doctrina
    • 4.3 En dosieres legislativos
    • 4.4 Esquemas procesales
  • 5 Legislación básica
  • 6 Legislación citada
Delimitación de las infracciones graves en materia de tráfico y seguridad vial

El art. 76, TRLTSV contiene una relaciones de acciones y omisiones que son constitutivas de infracciones graves siempre, eso sí, que no se trate de conductas que sean constitutivas de delito, ya que, en ese caso, habrá que estar a lo establecido en el art. 85, TRLTSV para las relaciones entre las actuaciones administrativas y las jurisdiccionales penales

Una clasificación, siguiendo la propia sistemática del TRLTSV , del listado de supuestos calificados como infracción grave a las normas establecidas en el TRLTSV permite determinar los siguientes grupos.

Normas generales de las infracciones graves en materia de tráfico y seguridad vial
  • Incumplir la obligación de todo conductor de verificar que las placas de matrícula del vehículo no presentan obstáculos que impidan o dificulten su lectura e identificación, arts. 10.2 párrafo segundo y 76 p) TRLTSV
  • Incumplir la obligación de impedir que el vehículo sea conducido por quien nunca hubiere obtenido el permiso o la licencia de conducción correspondiente, art. 11.1 b) y 76 v) TRLTSV
  • Arrojar a la vía o en sus inmediaciones objetos que puedan producir incendios o accidentes, o que obstaculicen la libre circulación, Anexo IV apartado 94 puntos)
  • La ocupación excesiva del vehículo que suponga aumentar en un 50 por 100 el número de plazas autorizadas, excluida la del conductor, art. 13.2 y 76 u) TRLTSV

El art. 76, TRLTSV califica como infracciones graves una serie de conductas (acciones y omisiones) que se corresponden con la transgresión de las reglas establecidas en la parte destinada por la TRLTSV y el RGC a lo se denomina “normas generales” ( arts. 10 a 14, TRLTSV ) o “normas generales de comportamiento en la circulación ( arts. 2 a 28, RGC ).

Se trata de un conjunto de infracciones que parten de la base de la forma en la que ha de realizarse la conducción y que se asientan en el principio básico establecido en el art. 10.2, LTSV (y art. 3.1, RGC ) conforme al cual:

“El conductor debe utilizar el vehículo con la diligencia, precaución y atención necesarias para evitar todo daño, propio o ajeno, cuidando de no poner en peligro, tanto a sí mismo como a los demás ocupantes del vehículo y al resto de usuarios de la vía”

Principio que se desarrolla con la prohibición de conductas concretas que pueden poner en peligro la necesaria atención que se exige al conductor, con prevenciones sobre medidas de seguridad que debe adoptar respecto a los ocupantes y la carga, que se extiende a la prohibición de acciones con proyección en el exterior (como es el caso de los incendios) y que se ha completado con la imposición de una serie de obligaciones tanto al titular del vehículo, por el hecho de serlo (un especial deber de vigilancia sobre su vehículo para que no sea conducido por quien no puede hacerlo), como de quien lo conduce, para que su matrícula, como medio de identificación, pueda ser visible en todo momento, como forma de que no se eluda la identificación del vehículo con el que se comete una infracción.

La falta de diligencia constituye la conducción negligente, forma de actuar (omisión del cuidado exigido) que se califica de infracción grave y que se relaciona con la conducción temeraria que merece la calificación de infracción muy grave .

Circulación y uso de la vía: infracciones en materia de tráfico y seguridad vial
  • Toda vulneración de las ordenaciones especiales de tráfico por razones de seguridad o fluidez de la circulación, art. 18 y 76 c) TRLTSV
Velocidad, sus límites y distancias de seguridad en materia de tráfico y seguridad vial
  • Circular en un tramo a una velocidad media superior a los límites establecidos reglamentariamente, de acuerdo con lo recogido en el Anexo IV, art. 21 a 76 a) TRLTSV

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA GRATIS